Cerrar

Diferencias entre CRM y ERP

Diferencias entre CRM y ERP
ILLUSION STUDIO S.L.

ILLUSION STUDIO S.L.

Publicado el lunes, 22 de noviembre de 2021 a las 08:12

Hoy en día, muchas empresas buscan implementar Sistemas de Gestión Empresarial (SGE), como un ERP o un CRM, con el objetivo de adaptarse a la era digital y mejorar la productividad y eficiencia de todos sus procesos.

 

Pero, a la hora de elegir les surgen muchas dudas sobre cuál es la mejor opción para su negocio, ya que desconocen las funcionalidades de cada uno y las diferencias que existen entre ellos.

 

Aunque en un principio puedan parecer similares, cada uno de ellos ha sido concebido para unos objetivos concretos y son buenos en el desempeño de ciertas actividades, por lo que dependiendo de las necesidades que tenga la compañía será mejor apostar por uno u otro. Por este motivo, dedicaremos este post a explicar las diferencias que existen entre un ERP y un CRM, para que puedas posteriormente tomar la decisión más adecuada.

 

 

Diferencias entre CRM y ERP

 

 Uso.

Cada software está pensado para un uso completamente distinto, por lo que será necesario conocer esas diferencias para saber cuál resultará la mejor alternativa. Por un lado, se encuentra el ERP que se utiliza para planificar los recursos empresariales y ofrecer una gestión económica de ellos, lo cual nos posibilitará tener acceso a una mejor administración. Y, por otro lado, el CRM está centrado en los clientes y en todo lo que les rodea, además se utiliza para registrar y analizar la interacción que tienen los usuarios con la empresa a raíz de su información de contacto (correo electrónico, página web, número de contacto, etc.), así como para mejorar y optimizar los procesos de ventas.

 

Por lo tanto, como podemos observar el ERP es una solución que la pueden utilizar todos los departamentos que conforman la empresa, mientras que el CRM está orientado a los departamentos de ventas y marketing.

 

Módulos.

Como sus funciones son diferentes constan de módulos muy distintos, adaptados a las necesidades de los departamentos. Por ello, mientras en un CRM sus módulos están dirigidos a la gestión comercial, marketing y el servicio postventa o atención al cliente, en el ERP sus módulos estarán pensados para satisfacer las necesidades y automatizar los procesos de cada uno de los departamentos que conformen la compañía: finanzas, logística, recursos humanos, producción, envíos, contabilidad, etc.

 

Activación.

Al no contemplar todos los departamentos, instalar un CRM resulta más sencillo y fácil que un ERP, ya que en este se integran todos los departamentos y esto hace que su implementación sea más larga y costosa, tanto en la personalización como en la puesta en marcha. Además, esto supone que en el ERP se necesite un formación mayor, más completa y exhaustiva de los empleados sobre la herramienta, debido a su complejidad, que en un CRM.

 

 

Beneficios.

Aunque ambas soluciones buscan mejorar la eficiencia en los procesos comerciales, el ERP se enfoca en ayudar a la compañía a reducir los costes, gracias a que ofrece una visión más global de los gastos e ingresos y hace que los procesos de la compañía sean más eficientes. En cambio, el principal beneficio de implantar un CRM es que ayuda a la automatización de los procesos de venta, lo cual lleva a un incremento de éstas.

 

Como hemos podido observar, tanto el CRM como el ERP están pensados para sacar el máximo provecho a los recursos de la compañía, así que elegir entre uno u otro (aunque también se pueden trabajar de manera conjunta si lo deseas) dependerá del uso que quieras darle y del tamaño de tu negocio. Si quieres beneficiarte de todas estas ventajas de integrar un ERP o un CRM en tu empresa, en illusion Studio somos expertos en software a medida y estaremos encantados de ayudarte.

 
S/V
425 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar